Blog categories

Comments

Esa persona que cuida de ti

El pasado 5 de noviembre se conmemoró el Día Internacional de las Personas Cuidadoras y, por ese motivo, en TSYS hemos querido reconocer la vital labor que desempeñan nuestros profesionales, con ellos como protagonistas

Como cada mañana, Lucía Ramona se levanta a las 8,30 a.m. para que no le falte de nada a Juana. Lo primero, es llevarle la medicación con un yogur a la cama, el aseo y hacerle el desayuno a su nueva compañera de vida. “Tan solo llevo 10 días con ella, pero ya la siento como alguien de la familia”, reconoce esta risueña cuidadora que vive su trabajo con “alegría y siempre con una sonrisa”.

Aunque Lucía Ramona acabe de empezar su convivencia con Juana, son más de 14 años los que lleva cuidando a personas mayores. Por ello, sabe lo importante que es su labor para muchas personas mayores como la mujer de 93 a la que acompaña.

“Al final, pasamos el día juntas hasta que le acuesto. Vemos las noticias que tanto le gustan, paseamos y charlamos de nuestras cosas”. Para esta panameña, la clave en su profesión es “tratarse bien”, algo que ve recompensado con el cariño recíproco de las personas a las que cuida. “Lo das todo, pero ellos también te corresponden. Al final nos necesitamos mutuamente”.

Lucía Ramona no es la única cuidadora que se siente “orgullosa y valorada” en su trabajo. Humberto lleva más de 10 años dedicándose al cuidado de personas mayores. Anteriormente había trabajado en la construcción pero, gracias a una amistad, se le ofreció la oportunidad de trabajar como interno, y no la dejó escapar. “Lo había pensado antes, por cómo soy. Me gusta cuidar a la gente, y más si lo necesitan”.

Humberto conoce bien lo esenciales que pueden llegar a ser los cuidadores como él cuando una persona está enferma, y eso es lo que le anima a seguir día a día en su profesión.

“Es complicado, por el vínculo que se crea entre ambos. A Justo –la anterior persona a la que cuidó- lo llegué a querer como a un abuelo. Tuve que recibir ayuda psicológica para superar el duelo”. A pesar de lo duro que puede llegar a ser, Humberto confiesa tener “sentimientos” por las personas que sufren una enfermad, y eso le hace sufrir la pérdida, pero también estar ahí para “cuidar y dar cariño” a los que lo necesitan “hasta el final”.

Tienes que quedarte con lo bueno. Si pasa esto es porque se entrega todo a la persona, pero eso es lo que hace que sean felices y estén bien en ese momento tan duro. Lo más importante es verlos tranquilos para que puedan irse en paz.

En la actualidad, Humberto está al cuidado de Luis, un paciente de Parkinson que ha depositado su confianza en él y al que se entrega en cuerpo y alma. “Me encanta mi trabajo y sobre todo me siento orgulloso de desempeñarlo”.

Pero la asistencia a las personas mayores en TSYS no se limita únicamente a las cuidadoras y cuidadores a los que facilitamos que lleguen a todos los hogares riojanos que requieren atención diaria a domicilio. En nuestra plantilla, y por más de 5 años, también figuran profesionales como Rosa, una experimentada auxiliar de enfermería cuya vocación le viene dada por herencia familiar: “Mis padres me enseñaron a dar todo lo que pudiera por los demás. Por eso me dedico a lo que me dedico”.

Y es que Rosa no solo es una de nuestras profesionales de referencia. La vitalidad de esta auxiliar se extiende por diferentes ámbitos dentro de los cuidados. Atiende en paliativos, realiza acompañamientos al hospital y da sesiones de terapia cognitiva. Como el ejemplo de su dedicación al bienestar ajeno destaca también el cuidado de pacientes de Covid-19 en “la lucha de esta pandemia que nos está tocando vivir”.

Para ella, su profesión es muy diferente de otros oficios, puesto que trabaja con personas y eso no le permite “dejar a nadie tirado”. Sin embargo, “una sonrisa o una caricia”, para ella, “vale más que todo el oro del mundo”.

Esta solo es una pequeña muestra del buen hacer de nuestros trabajadores. Trabajadores de los que nos sentimos también orgullosos como empresa, por su entrega y dedicación. Una profesión que desempeña un papel crucial para cualquier sociedad y que nos complace poder seguir ofreciendo como servicio. Porque, como bien recalca Rosa, nuestro trabajo se centra en las personas, algo que hace que todo sea más satisfactorio y que, por ende, nos motiva a seguir esforzándonos y superarnos como empresa a diario.

*Todos los nombres de nuestros clientes
han sido sustituidos por apodos ficticios respetando su intimidad.

There is 1 comment
  1. Monica

    Para mí lo principal es la persona que cuidas y estás día a día con ella, la animas, la quiero como si fuera mi abuela, esa abuela que no tengo, la proteges. Es una bendición tener una persona así. Yo llevo años cuidando gente así. Espero seguir cuidándola lo que le quede de vida. Es una satisfacción cuidar de personas mayores, es un regalo de Dios. Doy gracias a la agencia que me contrató para poder cuidarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *