¿Cómo evitar la soledad de los mayores durante la navidad?

Estamos ya inmersos en los días de ajetreo, compras, reuniones con familiares, amigos… Nos gusten más o menos, las fiestas de navidad de una manera u otra cambian nuestra rutina y con ello afectan también a nuestras emociones.

Son días de alegría, pero también de nostalgia e incluso tristeza para algunas personas. No todas las personas podemos pasar estos días junto a las personas que queremos y ese sentimiento de soledad no deseada comienza a acompañarnos. Quizá por eso mismo pensamos que no es para tanto, que otro año será o que la vida es así. Pero:

“¿Cómo afecta la soledad en las personas mayores?”

A pesar de que a todas las personas nos afecta la soledad, es entre las personas mayores donde más incide esta carencia. 

El INE calcula que alrededor de dos millones de personas mayores de 65 años vive sola. Una tendencia al alza como puede verse en los últimos años debido no solo a la mayor esperanza de vida si no también de la calidad.

Pero esta soledad no solo afecta a personas mayores que viven solas, a veces viven con su pareja, a veces comparten hogar o viven en residencias. No es lo mismo la soledad que sentirse solo.

La percepción de la soledad en uno mismo, sentir que nos falta alguien, conlleva un cambio significativo a nivel psicosocial. Pueden sentir desde tristeza, desesperanza, falta de motivación, apatía, cansancio, enfado… Como a cualquier persona, una persona mayor que sienta una o varias de estas emociones puede perder las ganas de relacionarse con otras personas o no valorar esas relaciones, afectar a sus hábitos de salud (higiene deficitaria, aumento o disminución de ingesta de alimentos, descuido del mantenimiento del hogar y los enseres, etc.).

Una persona puede estar completamente sola o puede tener personas a su alrededor y no tener una relación de calidad o tan frecuente como se necesita, y por tanto también sentirse sola. Una de las cosas que más afectan a las personas mayores en estas fechas tan señaladas es la falta de un ser querido.

El «síndrome de la silla vacía»

Este síndrome no hace más que una referencia gráfica a un hecho muy común: sentarte en la mesa, ver un sitio que solía estar ocupada por un ser querido y recordarle.

Las ausencias se notan siempre y a todas las edades, pero se aprecian con mayor frecuencia en las personas mayores que, además, tienen otro ritmo de vida, quizá están más tiempo en casa y pueden pensar durante más horas en todas las cosas que echan de menos de esa persona. Quizá la persona que falte sea su compañero y además de notar su ausencia, sea el motivo de su soledad.

En navidad, siendo un momento que asociamos a la familia, es un momento que puede ser muy duro para toda la familia, en especial si recientemente se ha perdido a un ser querido. Si una persona está sola estas fechas en estas circunstancias puede serlo aún más.
Y entonces, ¿qué podemos hacer?

Combatir la soledad en Navidad: Alternativas

Las circunstancias de cada familia son diferentes por lo que no hay una solución a esta problemática válida para cualquier caso. Por eso os proponemos diferentes alternativas para que veáis cual puede ajustarse a vuestro caso:

  • La mejor opción siempre será estar al lado de la persona que esté sola ya sea un familiar, un vecino o un amigo. Aunque no sea familia directa, si sabes que una persona va a pasar las navidades sola y tienes posibilidad invítale a tu comida o cena, quizá se muestre tímido ante la situación, pero quítale importancia y demuéstrale que es importante para a ti y su presencia sería una alegría.
  • Videollamadas: si es imposible viajar para estar a su lado en estos días y existe la posibilidad realizar una videollamada en familia. Si no se maneja con el móvil o no tiene un teléfono adaptado, en una visita previa prepararlo todo (aplicaciones instaladas o adquirir otro dispositivo o Tablet), explicárselo, dejárselo por escrito o con pequeños dibujos que le den pautas claras. Si hace falta llámale previamente y se lo explicas.
  • No solo cuentan los días festivos. Festejar la nochebuena o navidad unos días antes o después puede restar la sensación de soledad si sienten que esos días están acompañados sin importar que sea nochebuena o nochevieja.
  • Haz planes: las navidades no solo son las cenas y las comidas. Puede estar acompañado y sentirse solo por la ausencia de un familiar. Distrae su mente:
    • Si su movilidad lo permite busca planes por tu zona, piensa en qué le gusta, estas fechas hay muchos planes diferentes: espectáculos, mercadillos, ferias, luces, eventos, etc. Hacer algo diferente y crear nuevos recuerdos es beneficioso no solo para este año, le puede servir en otros momentos o años tenerlos.
    • Cocina: según sus capacidades puede que tenga habilidades con las que pueda ayudarte. Preparar la cena o la comida de navidad, preparar dulces o platos típicos de estas fechas. No solo es tiempo en familia, es tiempo de entretenimiento en el que no están pensando en la silla vacía y momentos que después quizá recuerde con una sonrisa. Pero además no podemos olvidar la importancia de sentirse útil, mostrar tus capacidades y que además tengan un objetivo mejora la percepción que tenemos de nosotros mismos y ayuda a trabajar la autoestima.
    • Manualidades: realizar tu propia decoración navideña tiene muchas ventajas. Desde reciclar, adaptarte a cada hogar o preferencias, entrenar habilidades motrices, de nuevo fortalecer la autoestima.
    • Álbum de fotos: comprar un álbum nuevo o incluso fabricarlo. Busca con esa persona fotos familiares y de amigos y pegarlas juntos. Aprovecha este momento para que te cuente la historia de cada imagen. Es un momento bonito de compañía que además le puede hacer recordar momentos bonitos, ayúdale si su memoria no se lo permite. Además, puedes dejarle mensajes en algunas páginas para que sonría cuando lo vea.
  • Contrata personal especializado: quizá es una persona que necesita ayuda en casa y la preparación de la festividad es el momento en el que os dais cuenta. También puede ser una persona totalmente independiente pero que necesite unas horas al día para recibir compañía, realizar algún taller de memoria, de agilidad o tan solo para apoyo de pequeñas labores. Aprovecha estas necesidades y busca una empresa especializada que encuentre a la persona idónea para las necesidades de tu familiar. Esta persona de apoyo puede comenzar unos días antes de navidad pero seguro que si le acompaña en los días en los que nadie puede y realiza alguno de estos planes con él o ella, o incluso come o cena los días festivos con él, no se sentirá tan solo.

En Tsys ofrecemos un servicio completo en el que una trabajadora social te escuchará, realizará una visita al domicilio, se entrevistará con la familia y ayudará a detectar las necesidades. A partir de esto nos ponemos en marcha para encontrar la mejor solución y poner todos los medios necesarios para que nadie esté solo en estas fechas especiales ni en ningún otro momento.

No dudes en llamarnos y te informamos de todo lo que podemos hacer por ti y los tuyos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio